Publicado por: @Melissa Ruiz el 01/12/2018
infieles1

Seguramente habrás escuchado más de una vez, cuando alguien dice que fue infiel “sin querer” o que no lo buscaba y simplemente sucedió. Según esto, al parecer existen situaciones en las que una infidelidad debería ser perdonada, o que si es descubierta y se lleva algún tiempo siendo infiel, viviendo una doble vida entonces allí si se es culpable.

Quien es autoridad total en la materia y puede simplemente decir cuando se debe o no perdonar, o cuando se cometió una falta o no? Tal ves no se trata de las circunstancias en las que ocurre, pues si ocurre ya hay una falta, ya la infidelidad existió y no puede borrarse. Ahora bien, los motivos o razones que hay detrás del hecho es otra cosa que debe analizarse con más detenimiento.

Si por ejemplo sales con tus amigos a un bar, salida de chicas solas, o salida de hombres, y simplemente quieren tomar unos tragos, disfrutar de los temas que les interesan y pasar un  buen rato está perfecto, no hay nada malo. Pero supongamos que esa noche tomaste de más y hubo alguien en el lugar que se acercó, fue amable contigo y terminó conversando contigo toda la noche, hasta que al final, sentiste que la tentación se apoderaba del momento y de la nada terminan dándose un beso. Es obvio que sientas culpa porque tienes pareja y probablemente no quieras terminar tu relación, pero aunque tu no fuiste al bar buscando oportunidades con otras personas para darte besos y pasar un momento de pasión, la infidelidad existió. Estas cosas hay que hablarlas y tener claro que aunque haya sido un beso puede ser solo eso, no quieres más con ese o esa extraño(a) y quieres tu pareja, debes hablarlo, darle tu lugar a tu pareja y alejarte de ese nuevo extraño(a). Pero si ese beso con la otra persona te abrió los ojos y te das cuenta que no quieres seguir con tu pareja y prefieres ver de nuevo a esa persona, debes tener claridad y honestidad total con tu actual pareja.

Por estos días se empieza a hablar de una nueva forma de infidelidad y es la virtual, a la cual muchos dicen que no es cierta, que no debe considerarse como tal. Si se mantiene sexo virtual, coqueteos o un vínculo fuerte con una persona a través del chat, video llamadas, etc, aún cuando se tiene la mismo tiempo una relación estable ( y real) de todas formas existe un tercero dentro de la relación. Tus pensamientos, deseos, intenciones y tus palabras no son en su totalidad para tu pareja, sino que los desvías hacia un tercero a quien le das mucha importancia.

Hay que saber que en muchos casos una infidelidad es resultado de una serie de fallas en la relación de pareja, sin embargo no está justificada. Por ejemplo, si tu pareja parece haber perdido el interés en el tiempo que comparten juntos, prefiere salir con otras personas o no te dedica el tiempo necesario para mantener un lazo estrecho y bien fundamentado, es normal que personas externas o nuevos conocidos empiecen a generarte preguntas, dudas y atracciones que no faltan. Hay dos opciones: o bien te lanzas sin importar a lo que sea que pueda pasar con esas nuevas personas que te gustan, o hablas con tu pareja al respecto, siendo honesto y dejándole saber que  necesitas más atención y que ves que ella o él ya perdió el interés, por lo que otras personas te están empezando a atraer. De esta manera puedes tener una respuesta positiva de tu pareja haciendo nuevos compromisos y proponiéndose ambos a mejorar la relación, o bien deciden entre los dos que es mejor separarse y que cada uno siga por su camino, todo sin infidelidades, una nueva relación destrozada, corazones rotos y un problema innecesario.

Ser infiel no es tan básico y simple como tener sexo con alguien más, por fuera de tu relación formal. La fidelidad no es algo que se haga con el cuerpo solamente, es algo que se promete con la mente, el corazón pero sobre todo con las acciones. Las tentaciones no desaparecen solo porque estés profundamente enamorado(a) de tu pareja, pues siempre van a existir, pero eres tu quien tiene todo el poder en los momentos de decisión, si das el paso y dejas la puerta abierta a un tercero, o si lo piensas por dos segundos antes y evitas hacer daño innecesario. Antes de sentirse justificado por una relación que no funciona y andar con más de una(o), es mejor terminarla, porque eso demuestra madurez y responsabilidad con tus actos, eso demuestra que puedes ser adulto, y tener siempre claro que es lo que se quiere. No debes estar en una relación estable si lo que quieres es andar con varias personas. Se consecuente con tus propios deseos y encuentra la persona que quiere lo mismo que tu.

El mejor consejo siempre es, que antes de hacer algo te tomes dos segundos para saber si es lo correcto o no. También se puede vivir una vida a plenitud, disfrutando del ser joven, de lo que nos gusta, divertirnos hasta el cansancio sin tener que dañar la vida de los demás.