Publicado por: @Melissa Ruiz el 01/10/2018
depresion1

El estrés parece ser la nueva enfermedad de muchos, y es posible que incluso tu no hayas escapado de sus fuertes garras. Cansancio extremo, preocupaciones, presiones que nunca faltan, una relación que se complica o alguna pelea de amigos hacen que nuestro ánimo decaiga y nos sintamos bajos de nota o “low batt”.

No creas que necesitas estar siempre de fiesta o hacer un súper viaje para que de repente te sientas bien, pues te sorprenderá saber que con muy poco y con acciones sencillas, puedes sentirte muy bien y recobrar la energía que has perdido.

Lo primero que debes tener claro, es que una mente positiva, motivada, dispuesta a mejorar hará el trabajo mucho más fácil, puesto que si eres negativo y tienes expectativas bajas, te darás permiso para sentirte mal y derrotado siempre. Una mente fuerte es capaz de mucho.

Echa un vistazo por la ventana y mira como está el día. Pero alto! si llueve, no lo tomes como “mala suerte” y te deprimas más. Eso simplemente quiere decir que dentro de casa harás otras cosas para subir tu ánimo. Si hace un espectacular clima, está perfecto para nuestro propósito, porque el sol es capaz de recargarte. Puedes llamar a alguien para que te acompañe a dar un paseo por un parque, o solo(a) también se puede. Ve a un parque, un lago, come un helado al aire libre, busca el contacto con la naturaleza porque eso te muestra las cosas bellas de la vida y a veces no las vemos u olvidamos que están allí. Si es el caso de quedarte en casa, porque no buscas una película? prepara un tazón gigante de palomitas de maíz y busca comedias o un programa que te haga reír mucho. Video juegos, libros o el chat con alguien de confianza que te cuente cosas y distraiga tu mente también vale.

Piensa en una actividad que te gusta y busca a tus amigos para hacerlo en grupo. Shopping, cine, practicar un deporte, en fin, todo lo que pueda alejarte de los pensamientos depresivos servirá.

La música es uno de los mejores amigos. Escucha tus canciones favoritas, canta muy fuerte y será un remedio súper eficaz!

La mejor idea es consentirte. Date gusto en las cosas que te gustan como la comida. Un helado gigante o un postre. También puedes cocinar con tu familia que será un plan súper divertido, o con tus amigos, así el plato no quede muy rico, al menos pasarás un rato agradable.

Aleja de inmediato la gente negativa, que juzgue, critique y empeore tu estado. No trates de agrandar conflictos, simplemente aléjate y busca tu propia felicidad con algo muy pequeño, no tiene que pasarte algo maravilloso porque ya te rodean cosas maravillosas, simple mente aprende a verlas, reconocerlas y disfrutarlas.